La tradición de tirar el ramo

Uno de los preparativos a los que cada vez se presta más atención en una boda, es a la flores. En concreto al ramo de novia.

El ramo de la novia se ha convertido en todo un complemento, lo podemos elegir de distintos colores y formas, dependiendo del vestido y de nuestra constitución. Una vez pasa el enlace ¿Qué hacemos con el ramo?

Una manera tradicional, y muy de película, de emplear el ramo es tirarlo en el convite, para que las futuras casaderas intenten cogerlo para presumir de que la próxima en casarse, podrá ser ella.  En España, se lleva más regalarlo a un ser querido, una mejor amiga, abuela o madre, por ejemplo, o incluso, y cada vez más extendido, secar el ramo para poder conservarlo. Para poder conservar el ramo, la misma empresa donde lo encargaste se puede ocupar después de aplicar los tratamientos necesarios a las flores para la conservación del ramo.

Pero, ¿de dónde viene la tradición de tirar el ramo?

Es una tradición que proviene de Francia donde en el siglo XIV los invitados debían correr tras la novia para sacarle la liga que tenía puesta.Con el paso del tiempo, y para evitar malo momentos , esta tradición cambió hacia el lanzamiento de la liga por parte de la novia.  Más tarde, y con la participación de la iglesia, está tradición cambió, ya que se consideraba la liga como un elemento poco adecuado para representar la unión del matrimonia. En este momento muchas novias empezaron a lanzar el ramo.

¿Y vosotras qué preferís?