¿Cómo elijo las joyas para el día de mi boda?

0
197

La novia llevará un vestido precioso el día de su boda, unos zapatos perfectos, un peinado ideal, un maquillaje adecuado… pero, ¿qué tipo de joyas ha de lucir? Normalmente, las joyas que las novias llevan durante el enlace son piezas sencillas y discretas. Importantísimo elegir un estilo acorde tanto con el vestido y la ceremonia como con el tipo de piel, color de pelo y, cómo no, con la personalidad de la novia. Puede darse el caso de que se lleven joyas que han pertenecido a la familia y tengan cierto valor sentimental o una tradición a sus espaldas (unos pendientes, una cadena, una pulsera…).

También hay que tener en cuenta el tipo de peinado (¿recogido? ¿semi-recogido? ¿suelto?) y el tipo de escote de tu vestido para acertar.

El oro, el oro blanco, la plata, las perlas y los diamantes son los materiales estrella en la elección de las novias, pero si quieres introducir algo de color, puedes probar con otro tipo de piedras; eso si, ten cuidado con la intensidad de esos tonos. Intenta no mezclar colores (oro amarillo y blanco, por ejemplo), el resultado puede ser demasiado recargado. Si la boda es de noche, los brillantes suelen ser más adecuados. Pero todo depende siempre del tipo de boda que vais a llevar a cabo y de la personalidad de la novia.

Si tu vestido cuenta con un escote más o menos amplio, puedes optar por lucir unos pendientes y una gargantilla a juego de un tamaño no demasiado grande. Si, por el contrario, tu vestido carece de escote, puedes prescindir de un colgante y apostar por unos pendientes más largos. Los pendientes largos también lucirán más si llevas el pelo recogido. Si el escote de tu vestido tiene forma de V o de corazón, lo ideal es que tu colgante llegue hasta la parte central del mismo.

Tu pelo también puede estar adornado con joyas. Unas peinetas, una tiara o un bonito tocado pueden acabar por darte el toque perfecto para tu boda.

Dejar respuesta