El mejor recuerdo de tu gran día: las fotografías

3
871

El álbum de fotos de nuestra boda es un bonito recuerdo que guardaremos para siempre. Por ello, a la hora de elegir a la persona que nos hará esas fotografías, hemos de tener muchas cosas en cuenta: que nos genere confianza, sus trabajos anteriores, su tarifa… Todo ello cuenta a la hora de obtener un trabajo profesional y de nuestro agrado. Aunque te parezca algo sin importancia, entre la pareja y el fotógrafo ha de haber cierta sintonía.

Los novios han de decidir primero qué tipo de fotos tienen pensadas para su boda. Un toque más moderno, fotografías de aire más tradicional, una mezcla de ambos… Está bien dejarse asesorar por profesionales que se dedican a ello, pero nadie debe imponerte cómo serán las fotos de tu boda. Ahí también se ve reflejada la profesionalidad del fotógrafo.

Para crear cierto clima de confianza con las parejas, algunos fotógrafos ven a los novios incluso en varias ocasiones antes de la boda, para que el gran día estén más tranquilos y relajados ante la cámara.

A la hora de contratar al profesional también es importante ver su trabajo. Su trabajo en otras bodas nos ayudará a saber si puede materializar lo que tenemos en mente. En las fotografías de boda no todo es ‘sota, caballo y rey’, no todo tiene que ceñirse a un patrón, porque cada pareja es distinta y sus gustos han de reflejarse en el álbum de boda.

Cuando la pareja se decide por un fotógrafo, puede informarle de los lugares donde transcurrirá en el enlace. Esto es importante, ya que hay que tener previsto si la Iglesia o Ayuntamiento donde se lleve a cabo la ceremonia tiene o no la luz suficiente para unas fotografías de calidad.

Ojo con las Iglesias que tienen sus fotógrafos exclusivos. Infórmate sobre este hecho para saber si el fotógrafo que habéis contratado puede realizar su trabajo dentro del recinto.

¿Y el álbum?

El álbum, gracias a las tecnologías actuales, puede ser tradicional o digital. El tradicional es el que todos conocemos; el álbum con las fotos del evento impresas y pegadas en sus páginas. El digital es una selección de fotos maquetadas e impresas como si de un libro se tratara. El fotógrafo puede entregar, además, algunas fotos impresas o un cd con imágenes del enlace para que los novios distribuyan esas fotos como gusten (esto sería como los ‘negativos digitales’).

Además, hoy en día hay algunos estudios que ofrecen la posibilidad a los invitados de acceder a una página web propia y descargar las fotos del enlace que les interesen, la cual es un valor añadido.

3 Comentarios

  1. Yo os recomiendo a este fotógrafo
    Adam Chandler …. es un pelín carete pero las fotos son suuuper bonitas.

    Las fotos de mi boda no serán posadas… huyo del típico reportaje posado de los novios en los jardines del sitio donde se coma!!! NOOOOOO!!!!!!
    Fotos originales y divertidas que reflejen el espíritu de la boda!!!!!

    • Hacer fotos divertidas y naturales es la idea… Pero como siempre digo, que para gustos…
      Yo también me decantaría más por algo original, más que el jardín del restaurante con los novios abrazando un árbol… 😛

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.