Ideas para organizar tu boda… y no morir en el intento

0
745

Cuando os ponéis a decidir cómo será vuestra boda es cuando viene el caos: diferencia de ideas, presupuestos más o menos ajustados, novios que se implican más, novios que se implican menos, novias que leen demasiadas revistas y blogs y están locas del tó (me incluyo en ese pack)… Viendo que aunque yo preparo mi día B con año y medio de antelación (ahora ya nos hemos puesto en serio, de ahí que nos pasemos el día con ‘diferencia de opiniones’… :P) he decidido preguntar cuáles son las técnicas (si es que existen) para preparar tu gran día con ilusión… y no morir en el intento. A mi me parecen consejos útiles… ¿y a vosotras?

Partamos de lo básico: el sentido común

Probablemente me gustaría tener una boda tipo la de Justin Timberlake y Jessica Biel (aunque su vestido no me gustaba nada), pero ni mi presupuesto se parece lo más mínimo al suyo ni voy a vender mis fotos después a ningún medio para financiar parte del evento (¿Alguna publicación interesada en mi gran boda guiri?). Por ello, lo más importante, por mucho que ya hayamos soñado con nuestra boda, es ser realista: no podremos tener de todo (o tal vez si, pero de otro modo), pero eso no significa que no podamos tener la boda de nuestros sueños y, aunque haya contratiempos (que los habrá, siempre los hay), hacer que sea tu ‘día increíble’. Me parece, respecto al presupuesto, muy interesante como lo plantean Bodas de cuento en su libro ‘¡Si, quiero!’ reformulando la pregunta de ¿cuánto nos queremos gastar? a ¿cuánto podemos invertir? Es fundamental pensar en esto en el primer momento, para hacer un presupuesto realista y poder organizar todas las cosas con los pies en la tierra (aunque se te vaya el santo al cielo ¡que también está permitido!).

¿Wedding planner si, wedding planner no?

Yo me creía que podría ser super woman y hacerlo todo yo misma, pero me he dado cuenta de que me apetece (y mucho) contar con una ayudita profesional. Que, sinceramente, creo que para eso están. Porque está claro que todas queremos la implicación máxima en la organización de nuestra boda, pero por ejemplo, en mi caso particular, además de para temas de organización voy a necesitar a alguien que coordine y me ayude con temas logísticos porque ni siquiera vivo en la ciudad donde me caso.

Además, hoy en día, gracias a dios, se está profesionalizando mucho esta figura del ‘organizador de bodas’ y te ofrecen diferentes servicios para ajustarse a lo que tú realmente necesitas: desde servicios de asesoramiento en decoración y diseño a organización total del gran día, sin olvidar solo la coordinación el día en si si sois de esas parejas que ya lo tiene todo cerrado y bien cerrado.

El tiempo puede ser un aliado

Dice el refrán ‘Vísteme despacio que tengo prisa’… Soy de las que piensan que cuanto más tiempo tengas para planificar las cosas, mejor saldrán, que las prisas muchas veces nos hacer tomar decisiones precipitadas. Cada uno se pone sus calendarios, claro, pero si dispones de más tiempo podrás ver más claramente que es lo que quieres, buscar inspiración online y en las 300 revistas que encontrarás en el kiosko (si, sigo siendo fan del papel), buscar y comparar precios, preparar esos detallitos handmade para tus invitados que tanta ilusión te hace (pero ojo, que son 120 y tienes trabajo para rato… ¡mejor tener tiempo!). Igual esta es una opinión muy personal, y vosotros sois más metódicos y rápidos, pero creo que para de verdad tener tu día perfecto no hay prisa si tenemos claro el objetivo.

No seas monotema

Vale que tú te cases, pero si no quieres que los que te rodean acaben de tí hasta el gorro, no conviertas tu boda en el tema central de toooodas tus conversaciones, tweets y publicaciones en Facebook. Como bien dicen aquí, si quieres empezar a tener un diario de boda, ábrete un blog, así quien quiera podrá leerte, y quien no, seguirá siendo feliz en la ignorancia de tu planificación.

Piensa en tu plan B

Yo quiero tener una boda al aire libre, en junio, en la costa. Normalmente no tiene porqué haber ningún problema: no suele llover y empieza a hacer calor sin ser el agobiante clima de agosto. Pero… ¡nunca se sabe! Puede que ese día haga un viento de mil demonios, o que decida caer el chaparrón de tu vida. Así que es mejor que cuando busquemos el sitio lo hagamos siempre con plan B, por si las moscas… Creo que es parte imprescindible de la organización el contar con ello.

beach-wedding-tulum-mexico-photos-014

Foto, de Brides

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.