La tradición de las arras

0
771

Todos conocemos el intercambio de anillos en las bodas, lo que es menos conocido es la tradición de las arras, que es con el intercambio de los anillos, lo más importante en una boda religiosa.

La tradición de las arras nace en Oriente y es recogida por el Derecho Romano.  Se establecen en España con el Derecho Germánico-Visigodo y con el apoyo de la Iglesia.

Las arras han de ser trece monedas auténticas, doce de oro o plata y una de metal,  que han de ser bendecidas. Pueden llevar grabados los más diversos motivos y suelen tener entre 1,5 cm y 3 cm de diámetro, aunque no hay medidas estándar.

Simbolizan la unidad de los bienes que ambos cónyuges van a compartir. (antes sólo el hombre se las entregaba a la mujer). Existen otras teorías, que dicen que las arras las entregaba el novio como “premio” a la virginidad de su prometida.

Las suele pagar el padrino o la madrina de arras, aunque si es posible, se conservan como herencia entre padres e hijos para aumentar el valor simbólico de éstas. Las arras son entregadas por un niño o niña de la familia, a ser posible no muy pequeño para evitar problemas durante la ceremonia.

Algunas joyerías las regalan o venden al comprar los anillos, pero suelen ofrecer reproducciones o medallas y no monedas autenticas, como exige la tradición. Tampoco son nada tradicionales las arras que se prestan en la iglesia, por no ser ni monedas, ni una entrega real a la novia.

Aunque esta tradición es propia de bodas por la Iglesia, cada vez más bodas civiles incorporan la tradición de las arras en sus celebraciones.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.