¿Qué tengo que poner en la invitación de boda?

9
576

¿Dudas con el protocolo? Aquí te explicamos que poner en la invitación de tu boda

Los novios, una vez que han decidido que van a dar el gran paso, realizan el envío de las invitaciones de boda, que son la confirmación oficial del evento.

Hay una cantidad incontable de modelos, pero hay una serie de normas básicas a las que, más o menos, deben ajustarse todas las invitaciones:

  • ¿Qué nombres deberían figurar?

Por supuesto, el de los contrayentes en el centro de la tarjeta. El nombre de los padres de la novia debería aparecer arriba a la izquierda y el de los padres del novio a la derecha, seguido de la frase ‘tienen el placer de invitar a la celebración del matrimonio de sus hijos’. Pero esto, hoy en día no es obligatorio.

Hay muchas parejas que deciden ser ellos mismos quienes invitan al enlace, así que en este caso, los nombres de sus padres no tendrían que aparecer en la invitación, sino que sería directamente el nombre de la pareja seguido de ‘tienen el placer se invitarle a su enlace’, por ejemplo.

  • ¿Qué datos deberían incluirse?

Deberían figurar: el lugar, fecha y hora de la ceremonia, lugar de la celebración posterior y teléfono(s) de contacto. Se puede pedir la confirmación de asistencia de los invitados poniendo las siglas SRC al pie de la tarjeta.

En el sobre se puede adjuntar algún plano de localización del lugar de la celebración si los novios lo creen oportuno. También, si existe una lista de bodas, puede incluirse en el sobre la tarjeta de la tienda.

  • ¿Cuándo se envían?

Las invitaciones deben enviarse, al menos, un mes antes del enlace. Tradicionalmente, a los invitados (ya sean familiares o amigos) que residen en la misma ciudad que los novios las invitaciones se les entregan en mano.  Los sobres deben ir a juego con la tarjeta, y lo ideal es que estén manuscritos. Se indica el nombre de la persona invitada y se añade ‘y familia’ si se invita a toda la familia (se entiende padres e hijos); si es una persona sola a quien se invita se pone únicamente su nombre.

Los colores tradicionales para estos tarjetones suelen ser el blanco y el marfil, aunque hoy en día el diseño es más libre y dependerá del gusto de los novios. Lo ideal es que no sea demasiado recargada y que la tipografía elegida sea legible.

9 Comentarios

  1. Las invitaciones más bonitas, a mi gusto, son las sencillas. Tarjeton de un color, limpio de decoración y con el texto.
    Hay invitaciones que cuando las recibes te quitan las ganas de ir a la boda!!!!

    Lo sencillo es lo más bonito…

  2. Lo de los padres… me suena a muy antiguo, jijiji, cuando el novio le pedía la mano a los padres de ella y eran ellos (los padres de ambos) los que hacían la lista de invitados ¿no?. Hoy en día son los novios los que invitan, así que me quedo con la segunda opción jejeje… Y elegiría un color diferente (sin dejar de ser sencillo) para las invitaciones. ¿Qué os parece un marrón chocolate, por ejemplo? 🙂

    • Yo opino como Virginia, cuanto más sencillas mejor, pero está bien intentar ser originales.
      Este fin de semana me dieron una invitación que imitaba un pergamino, muy muy sencillo pero muy elegante. Y los tonos eran marrones, quedaba bastante bien, eso sí, creo que un color quizá más vistoso es algo más festivo y alegre. Aunque, como dice Virginia, para gustos los colores …

  3. Lo de los padres se sigue usando, aunque, como hemos dicho, depende de la pareja; ya sea por tradición, o porque son ellos los que realmente invitan (es decir, que financian la boda de sus hijos).
    También se siguen haciendo fiestas de pedida, ¡aunque el novio ya no tenga que pedir permido al padre de la novia! 😉

Dejar respuesta