¡Sonríe para tus fotos de boda!

0
102

Hay dos cosas que pocas veces nos damos cuenta de la importancia que tienen para las fotos de nuestra boda: las manos (de las que ya hemos hablado anteriormente) y la sonrisa. Estamos tan preocupadas con nuestro peinado, el vestido, los zapatos o el maquillaje… que se nos olvida una pieza fundamental: nuestra boca.

Es importante recordar que nuestras sonrisas son una de las cosas que van a quedar para siempre plasmadas en las fotos de nuestra boda, ya que el día B es un día lleno de felicidad, cada segundo estarás sonriendo. Por eso debes incluir en tu check list una revisión completa de la boca en los primeros meses de preparativos.

Hay novios que deciden, con la excusa de la boda, realizar diversos tratamientos ortodóncicos para corregir la sonrisa. No es una locura, es una manera de sentirnos más seguros y cómodos con nuestra imagen y realmente no es tan complicado como nos pensamos muchas veces. Hoy en día, además, existe una amplia oferta de profesionales, con lo que solo tienes que dar con el tuyo.

Otro de los mayores males actualmente para nuestros dientes son el café y el tabaco, tan presentes en nuestra rutina, que sólo significan una cosa en nuestra sonrisa: dientes amarillos. Una vez más, las soluciones están en nuestra mano y los tratamientos de blanqueamiento son muy variados. Por ejemplo, el blanqueamiento de luz fría (lo utilizan en las clínicas Vitaldent) que en una hora mejora la apariencia de los dientes  y no tiene efectos secundarios para el diente. También puedes complementar ésto con una alimentación rica con elementos que potencien el blanqueamiento natural: los cítricos con vitamina C, las fresas (ricas en ácido málico), la papaya o las manzanas, el apio y las zanahorias serán buenos aliados. Ojito con usar bicarbonato de sodio, ya que es abrasivo y puede dañar el esmalte seriamente.

No podemos olvidarnos tampoco de algo tan básico como las limpiezas. Indicadas un vez al año, nos liberarán de placa y sarro y contribuirán a mejorar nuestra boca y a sentirnos mejor con nuestra sonrisa. Es algo que deberíamos tener en cuenta siempre, no sólo antes de la boda.

Y, además de todo esto, existen algunas normas básicas para el cuidado diario de nuestra boca: cepillado correcto, enjuague bucal, seda dental… Puedes leer algunos consejos prácticos aquí.

¡No dejéis vuestra boca para el último momento de los preparativos! Y sobre todo… ¡no os olvidéis de sonreír!

Invisalign_WEDDING_smile

(Foto de David Tutera Blog)

Dejar respuesta